Tags populares

CONTROLA TU AGENDA

CONTROLA TU AGENDA

Evita  el  desorden  y  no  pierdas  clientela,  garantiza  tu  éxito  organizando  tu  día  y  llevando  un  buen  control  de  citas 

   

   

   

Mantener a tus clientas contentas no es tarea sencilla, seguramente te has topado con situaciones poco agradables y de mucho estrés porque llega la clienta que tenía cita y aún no acabas con la cita anterior, quizás analizando olvidaste tomar en cuenta que el servicio que requería llevaría más tiempo del que normalmente ocupas.

La agenda en un salón es la herramienta principal para tener un buen control de trabajo, aunque parezca algo muy sencillo el buen manejo es la garantía para evitar todo tipo de errores que además de perjudicar la imagen de tu salón te pueden ocasionar la pérdida de clientela y por consiguiente el cierre del establecimiento.

A continuación te muestro los puntos más importantes para el buen manejo de tu agenda: 

    

        

Toma en cuenta la capacidad máxima de trabajo del salón, es decir cuántas personas laboran contigo ó si solo eres tú, partiendo de ahí sabrás cuantas clientas podrás atender en un día de trabajo, toma en cuenta que debes tener un margen sin saturar, ya que pueden llegar más clientas sin cita y la idea es poder atender a todas.

      

Anota todo sobre la cita; nombre de la clienta, teléfono, celular, servicio a realizarse, puedes detallar más de ser necesario, por ejemplo; si para el servicio que se realizará ocupa productos del salón, de esta manera estarás preparada en caso de no tener en existencia. O si existiera algún caso de emergencia por el cual no abrirás el salón no habrá de que preocuparte si cuentas con su información podrás comunicarte con ellas para avisar.

  

Busca una agenda planeadora de buen tamaño, con suficiente espacio para que puedas escribir todas tus citas, pendientes, reuniones, cursos, demostraciones, etc, de manera clara y organizada. Evita usar abreviaturas, escribe de manera concisa la información importante para evitar confusiones.

  

Le llamamos “reagenda”, por ejemplo si la clienta cancela la cita en ese mismo momento puedes reagendarla para la siguiente semana ó si acudió a su servicio de tinte y desea una nueva, la puedes reagendar para retoque dentro de 3 o 4 semanas dependiendo de qué tan rápido le crece el cabello.

  

Es común que te agenden con varios días antes, pero para mantener el control dedica tiempo a confirmar las citas programadas mínimo un día antes, de esta manera en caso de cancelación podrás incluir a alguien más en ese espacio.

       

También es una herramienta para llevar el control de gastos, para recordar pagos pendientes por hacer, fechas importantes como el cumpleaños de tu equipo de trabajo, conferencias, eventos, etc.

   

Un buen control te permitirá trabajar de una manera más relajada, sin presión ni estrés, recuerda que la agenda debes tenerla siempre a la mano y revisarla diariamente, evita olvidos que te perjudiquen.

Por Maritza Zavala