UNA CITA MEMORABLE

UNA CITA MEMORABLE

    

BRINDA A TUS CLIENTES MÁS QUE UN SERVICIO

¿Con qué sentimiento quieres ser recordado? Aquello que expresamos con palabras, sonidos, imágenes, sabores y olores nos ayuda a ofrecer toda una  experiencia, no sólo un servicio

     

Cuando de comunicar se trata, hay que ser muy cuidadosos, pues lo que hacemos y lo que dejamos de hacer dice algo tanto de nosotros como personas, como del lugar donde trabajamos, etcétera.

Pamela Jean, experta en persuasión e ingeniería del lenguaje, asegura que en la actualidad la mejor manera de asegurar el éxito es pensar en brindar más allá de un servicio, “hay que crear una experiencia multi-sensorial que sea fácilmente recordable, memorable”, sugiere la fundadora y directora de Lenguaje Persuasivo: Magia Orgánica (LP:MO).

   

   

“Es cuestión de emociones y también de sensaciones”, explica Pamela. “Crear una experiencia implica alimentar los cinco sentidos de la persona:¿qué ve? ¿qué oye? ¿qué huele? ¿ qué toca? y ¿qué prueba? Hay que pensar en cada detalle, no se puede dejar nada al azar”.

Desde que llama para hacer su cita hasta que se va, ¿cómo atiendes al cliente? Pensando en que las experiencias crean emociones y éstas se ligan con una persona o lugar, la pregunta obligada es: ¿cómo quieres ser recordado?, ¿con qué sentimiento quieres ser asociado: status, relajación, diversión, modernidad, feminismo?

“¿Qué quieres transmitir con tu marca? Porque no es lo mismo status y elegancia que paz, calma y relajación”, asegura la comunicóloga. “A lo mejor quieres un salón ‘back to basics’: verde, orgánico, amigable con el medio ambiente… O uno exprés: accesible y rápido.

O quizá te identificas más con el dinamismo: un ambiente jovial, con mucho bullicio y cotorreo. Nada está bien ni mal, es simplemente saber qué emoción quieres ofrecer”, agrega la consultora.

¿Será el lugar favorito de todos? No. “Te van a elegir aquellas personas que se identifiquen contigo, con esa emoción que transmites. Pero entendamos que más allá de productos y servicios, lo que estamos dispuestos a comprar es lo que eso nos hace sentir. Entonces sí, irá a un target más específico y conciso, pero será más seguro y fiel”, afirma Jean.

   

   

Una vez que definiste cómo quieres ser percibido, hay que diseñar una estrategia para transmitirlo y cuidar que todos los estímulos sean coherentes. “A partir de ahí es que vas a alinear todas tus decisiones. Si optaste por status, por ejemplo, tiene que haber valet parking, las batas idealmente serán de satín, los estilistas usarán uniforme, el café debería ser de marca... En cambio, si el ambiente es orgánico, más en la onda del contacto con la naturaleza, tiene que haber mucho verde, plantas y luz natural”, expresa la asesora.

Vista, olfato, oído, gusto y tacto, hay que tener todo cubierto. “La música es importante, no se trata de poner la canción de moda sólo porque sí. Hay que pensar también en la temperatura, las esencias, la textura de los muebles… Si tu lugar es exprés, a lo mejor no quieres algo tan cómodo, entonces puedes jugar con cosas plastificadas”.

Un punto importante: ¡los profesionales! “Todos tenemos una personalidad distinta, emitimos una energía diferente, entonces no puedes contratar a un estilista alegre, jovial y dicharachero para un espacio zen; en ese caso tendrías que buscar a alguien que más bien te acaricie con su voz”

El tema no es sentirte limitado, sino inteligente. Puedes hacer lo que gustes, ¡todo se vale!, pero piensa antes si aquello que harás u ofrecerás es congruente con lo que quieres transmitir.

Nada puede ser aleatorio ni improvisado, “lo cual no quiere decir que no sea espontáneo; pero debe ser deliberado, es decir, pensado inteligentemente. Desde el logo, el slogan y la decoración hasta el baño, la bata y la nota que te dan al pagar”.

Entre más consistencia haya en los mensajes tanto verbales como no verbales, más seguridad sentirá cliente, lo cual es importante para que esté cómodo y regrese en un futuro. “Cuando todos los estímulos son coherentes, sentimos que no hay letras chiquitas; es todo tan predecible que es muy cómodo, lo cual no es sinónimo de aburrido. Es importante saber que, cuando vamos a invertir nuestro dinero, todos buscamos predictibilidad”, concluye la experta.

  

   

“Ofrecer una experiencia, más que productos y servicios, hará que tus clientes se vuelvan fans”, dijo Pamela Jean, fundadora y directora de Lenguaje Persuasivo: Magia Orgánica (LP:MO), agencia de comunicación asertiva, imagen estratégica y persuasión.

Los colores influyen en nuestros pensamientos, emociones y sentimientos. Asimismo, afectan la manera en la que percibimos el mundo y hasta nuestro estado físico; esto debido a su nivel de vibración y la tendencia de nuestro cuerpo a sincronizarse con la vibración de otros cuerpos. Por ello es importante elegirlos      conscientemente, ya que influirán tanto en la percepción que los demás tendrán de nosotros como en nuestro estado de ánimo.