REESTRUCTURA TU SALÓN

REESTRUCTURA TU SALÓN

No consumas tu tiempo desempeñando varios roles, delega responsabilidades y comienza a notar un crecimiento real en tu salón.

Si ya cuentas con personal, analiza cada una de las integrantes, revisar sus habilidades, escucha sus ideas y ve en que área se pudieran desempeñar mejor, por ejemplo; habrá alguna que sea más hábil para la elaboración de peinados, quizás los días de mucho trabajo ella puede estar enfocada únicamente a peinar y alguien más a maquillar, de esta forma todo el proceso de agiliza más. Mucha parte de reestructurar tu salón recae en la confianza que tengas con tu equipo de trabajo, para ellas será una gran motivación, y por consiguiente asumirán una gran responsabilidad al cumplir satisfactoriamente cada prueba y su compromiso será real.

Cuando iniciaste con tu salón posiblemente te encargabas de todas las actividades; recepción, atención al cliente, elaboración del servicio, la limpieza del lugar, etc, actividades que son indispensables para que el salón marche bien, quizás hacer tú misma todo no era gran carga pues al inicio el ritmo de trabajo no era tan extenuante como ahora, si ya estás cansada de “hacer todo” es momento de repartir responsabilidades.

El hecho de repartir responsabilidades no quiere decir que no podrás opinar ó tomar decisiones sobre cierta área, simplemente se trata de estar al pendiente y supervisar, de esta manera puedes encausar tu energía hacía otras áreas como; la publicidad, diseño de promociones ó introducción de nuevos servicios para que el crecimiento en el salón siga su paso.

Con respecto a la recepción, si es necesario que elijas bien quién quedará en esta área, debe ser alguien que no esté disponible para atender algún servicio ya que no puede desatender la agenda, la   cobranza y la recepción de clientes, pero sí alguien que tenga conocimientos y pueda en un determinado caso ser un apoyo para esos días de trabajo extremo.

No olvides establecer reuniones semanales para una crítica constructiva, esto es de gran ayuda ya que además de estar al tanto de posibles problemas también será un momento para la creación de nuevas ideas que beneficien a tú salón. Está comprobado que los pequeños negocios que trabajan bajo un esquema de equipo de trabajo bien estructurado su nivel de estrés es mínimo, constantemente se fijan metas a corto y largo plazo y las cumplen.

Si tienes alguna sugerencia o comentario escríbeme a: [email protected]