¡AHORRA! HAZ CRECER TU NEGOCIO

¡AHORRA! HAZ CRECER TU NEGOCIO

Haz un pequeño cambio, un viejo hábito puede ayudarte a impulsar tu salón sin necesidad de  pagar intereses a extraños.

Por Maritza Zavala

Cuando decidiste abrir tu propio salón, quizás no imaginaste las miles de adversidades por las que has llegado a pasar, no te desanimes es normal, ahora tú eres la encargada de administrar, supervisar y tomar las decisiones más importantes. Todas las preocupaciones se sobrellevan mejor cuando puedes ver crecer tu salón y fortalecerse cada vez más, sin embargo, no me dejarás mentir que uno de los principales factores que pueden bloquear ese crecimiento, es la falta de dinero.

Aun recuerdo cuando era pequeña, hubo un tiempo en que mis padres fomentaron mucho el hábito de “ahorrar” y aunque lo hacía, en algunas ocasiones me llegué a cuestionar si en verdad este hábito podría serme de utilidad algún día, años más tarde comprendí que aunque es un gran esfuerzo puedes obtener muchos beneficios. Con respecto a tu salón se me viene a la mente por ejemplo; recursos necesarios para arrancar un proyecto nuevo, para invertir en productos y ampliar tu catálogo de servicios, para una nueva certificación o curso de capacitación, para adquirir equipo nuevo a precio de remate y equipar más tu salón, para salir de algún gasto imprevisto ó para amortiguar los meses de poco trabajo, etc.

 Aunque los créditos a pequeñas empresas son muy favorables, hay momentos en los que no es recomendable engancharte con alguno, el fijarte metas y ahorrar es la mejor mancuerna para hacer crecer tu salón, no se trata solo de ir guardando cierta cantidad, se trata de que elabores un pequeño plan, toma en cuenta los siguientes puntos:

ELIGE EL DIA: Decide si deseas comenzar el ahorro semanal, quincenal o mensual. Aquí depende mucho de que tan buena seas para mantener el ritmo sin que se te olvide destinar al ahorro.

BALANCE ECONOMICO: Generalmente se debe realizar un balance en el que desgloses todos los ingresos y gastos fijos y de ahí destinar un porcentaje de las ganancias al ahorro, pero si vas comenzando puedes destinar una cantidad que tú creas conveniente y que no sea muy alta para que no afecte la liquidez del salón.

DONDE GUARDARLO: Como consejo, abre una cuenta de ahorro y deposita, de esta forma evitarás un desajuste.

HOJA DE CONTROL: Maneja una hoja de registro, esto te sirve para ir viendo cómo vas creciendo, ó si es que das cantidades variables dependiendo del movimiento de trabajo del salón.

INVERSION RECUPERADA: Si llegaras a utilizar tu ahorro en la compra de producto para ampliar la venta en el salón, proponte regresar lo invertido para que ese fondo de ahorro no se pierda y siga creciendo.

Trata siempre de fijarte nuevas metas, reinvertir tu ahorro es la mejor forma de lograr un crecimiento, toma en cuenta que quizás en algún momento alguna decisión puede no haber sido la correcta pero es válido arriesgarse y aventurarse. Si tienes alguna sugerencia o comentario escríbeme a [email protected]