Pruebas de maquillaje

Pruebas de maquillaje

Ingrediente esencial para la felicidad de tu cliente.

A pesar de que procuramos contar con productos de excelente calidad para brindarle el mejor servicio a nuestras clientas, es importante que nos tomemos el tiempo y la oportunidad de conocer su piel y las necesidades de su cutis. En nuestra piel existen muchos factores y características que pueden alterar el efecto o resultado de los productos que utilizamos, por eso debemos procurar recomendarle a nuestras clientas (especialmente novias), un servicio previo al día de su evento, para garantizar los mejores resultados.

A continuación te presento algunos aspectos que debemos cuidar y por los cuales es conveniente optar por realizarle una prueba al cliente:

? Reacciones de la piel y sensibilidad: A pesar de que cuidemos la calidad y observemos de cerca los ingredientes de los productos que aplicamos en el rostro de nuestros clientes, algunos a pesar de ser etiquetados como ‘hipoalergénicos’ pueden provocar una reacción cutánea. Existen tipos de piel muy sensibles a ingredientes comúnmente utilizados en productos de belleza; y personas con problemas como dermatitis, o rosácea, pueden presentar una inflamación mayor en la piel gracias a productos que la irritan.

Nota: Los productos que son etiquetados como ‘hipoalergénicos’ contienen menos ingredientes dañinos, es decir menor posibilidad de provocar una reacción en la piel, sin embargo, sigue siendo posible que en algunas pieles muy sensibles si exista una reacción.

? Duración: Es muy importante que el cliente ponga a prueba el maquillaje en diferentes ambientes, es decir, al aire libre, bajo el sol, en el calor, el frío, e incluso (de ser posible) días lluviosos o húmedos, para constatar que los productos utilizados, en combinación con factores como el pH de la piel, el sudor, y el clima, no perjudiquen o alteren el estado del maquillaje. Se le recomienda a la clienta que aproveche la prueba para ocasiones como una sesión fotográfica, su despedida (en el caso de las novias), o un evento al que vayan a acudir, para observar la duración del maquillaje cuando lo exponemos a distintos cambios y momentos del día.

? Estilo: Todos los maquillistas estamos preparados con los conocimientos para identificar qué le favorece a un cliente para sacarle el mejor provecho a las facciones de su rostro en combinación con su tono de piel, ojos, cabello, etcétera.

Sin embargo, todos tenemos un estilo diferente que nos distingue de los demás, y realizarle una prueba al cliente es indispensable para asegurarnos de que el estilo de nuestro trabajo vaya de acuerdo con su personalidad, estilo que le queda bien o su preferencia. Recuerda que el maquillaje debe acentuar nuestras mejores características, corregir las que no nos gustan, y como medio artístico es importante que exprese lo que queremos decir y vaya con nuestra personalidad.

? Colores y fotografía: Ya sea para una sesión fotográfica, una cena formal, o una boda, nuestros clientes siempre que acuden a un evento son fotografiados, y muchas veces es de manera profesional. Es muy importante tener precaución con ciertos aspectos del maquillaje, principalmente con el tono de piel y la base del maquillaje, además de cuidar que el tono coincida, no olvides que los productos con FPS (factor de protección solar) provocan un efecto de flash back que provoca que el rostro luzca más pálido que el resto de la piel y sin dimensión. El tipo de iluminación (natural, artíficial, cálida, fría, etc.) influye y modifica el aspecto del maquillaje en la imagen, así que es importante cuidar los tonos de rubor, labial, y sombras que combinamos con el color de piel, ojos, y cabello, ya que se podrán apreciar más a detalle y buscamos que su aspecto sea el mejor posible y armonioso para el rostro del cliente.

? Comodidad: Todos tenemos gustos diferentes; algunos podemos preferir un look más natural, y a otros nos gusta el maquillaje un poco más dramático, pero independientemente del estilo, muchas personas se sienten cómodas con menos producto en el rostro debido a que no acostumbran maquillarse muy frecuentemente, y otras personas probablemente prefieran algo más ‘cargado’. Todo es cuestión de adaptarnos a sus gustos y necesidades. Es importante mantenernos al tanto del feedback del cliente, al comunicarnos con ellos para preguntar cómo sintieron el servicio podemos darnos encontrar áreas de oportunidad, o maneras de corregir o modificar el maquillaje para el día del evento para que sea del mayor agrado posible para el cliente.

Por: 

Rebeca Villarreal E.

Freelance Make-Up Artist

Instagram: @rvthemakeupartist

Facebook: R. Villarreal Make-Up Artist [email protected]