Imagen Empresarial ¿Cómo te perciben tus clientes?

Imagen Empresarial ¿Cómo te perciben tus clientes?

Por Jessica Ortiz

 

En la actualidad la imagen que emite una empresa es uno de los factores fundamentales que repercute en la decisión de compra de los clientes potenciales, ya que es un elemento diferenciador de toda la competencia que existe en el mercado y que permite posicionar al negocio en la mente del consumidor, por lo cual ya no es un lujo, sino una necesidad. 

La imagen corporativa tiene como objetivo proyectar la profesionalidad del negocio. Es la manera con la cual se trasmite quién es, qué es, qué hace y cómo lo hace, o sea la percepción que van a tener, por lo cual puede tener resultados increíbles en los planes de tu salón y que no requiere de una gran inversión para lograrse.

 

Algunos de los aspectos que permiten transmitir una buena imagen son:

 

  1. Servicio: La actitud con la que atiendes a tu cliente puede ser decisiva para su regreso. Recuerda que el tiempo que pasan contigo es su momento de relax,  así que hacerlo más ameno o divertido siempre va a asegurar su regreso.
  2. Satisfacer las necesidades del cliente: Trata siempre de tener una plática enriquecedora en donde sepas qué es lo que tu cliente quiere, ya que no siempre las condiciones del cabello y de visagismo nos permiten lograr lo que ellos tienen en mente, trata de exponer de manera clara, qué es lo que le recomiendas y llega a un acuerdo.
  3. Las normas son tus aliadas: Existen ciertas normas que distinguen cuando una empresa es profesional o no, demuestran que pusieron empeño y tiempo en mejorar la atención. Desde vestir adecuadamente, el orden, la limpieza y el lenguaje con el que nos expresamos es fundamental para hacer de la experiencia de servicio algo muy placentero.
  4. El que habla bien, obra bien: Un negocio que habla mal de otro, o que rompe relaciones constantemente con sus    proveedores, no genera confianza.
  5. Comprando experiencias: La mayoría de la repetición de compra en un mismo lugar, se toma a través de la experiencia que vivamos en el consumo de un servicio y esto se logra al satisfacer a los 5 sentidos.

 

Tener sillones cómodos, un aroma característico, buena música y a un nivel adecuado que permita el establecer una conversación, así como la decoración y ambientación e incluso el seguimiento de la compra como el llamar para preguntar qué tal le fue con cierto tratamiento u ofrecer algún producto para uso en casa, son parte de esta estrategia, que puede llegar a tener una incidencia de venta.