SMOKEY EYE? SURE!

SMOKEY EYE? SURE!

Te presentamos los pasos para lograr un smokey eye perfecto.

Hay una razón por la cual el smokey eye no pasa de moda y es que cuando es una noche de gala o una importante fiesta de noche, esta técnica es la más apropiada de usar. Aunque pueda

parecer difícil crear un bonito look smokey, es más sencillo de lo que te imaginas, solo tienes que seguir estos pasos y créeme que vas lograr obtener muy buenos resultados, tus looks se verán impecables.

Que quede claro que aún así necesitarás practicar para poder dominar por completo el difuminado, pues esto es lo más importante del smokey eye, no dejar ninguna línea tragante del color. Sin más que decir, comencemos con los tips:

1. Usa primer, este producto es sumamente importante, para sellar tus poros, ademas este hará lucir el resultado. Las sombras se quedarán en su lugar por todo el día y evitará que los colores se vean revueltos haciendo que parezcan unos simples manchones.

2. Toma tu paleta de sombras, en este caso yo te recomiendo la Eye Shadow Professional Set 15: Smokey Sand de KRYOLAN porque además de que su fórmula es muy buena y duradera, cuenta con una amplia variedad de colores con los que podrás lograr smokeys en diferentes tonalidades, además sus micropigmentos se adhieren a la perfección a tu piel, lo que facilita su uso profesional. Entonces con una brocha de barrilito toma el color oscuro que quieres en tu smokey, quita el exceso y comienza a pintar sin extenderlo tanto porque si llega hasta la ceja se va a ver manchado, no olvides de difuminarlo bien, te recomiendo que tengas otra brocha difuminada limpia para que te ayudes.

3. Toma un color mas claro, pudiera ser un tono café, para que lo pongas como color de transición entre la cuenca y el párpado móvil, difumínalo muy bien pues no queremos que se vea el cambio de color tajante, sino una transición, recuerda que debes evitar que llegue hasta el principio del ojo, ya que ahí pondremos un color de preferencia brillante para que resalte.

4. Para este último color lo ideal es usar uno más brillante o metálico para que nuestro look de noche resalte, así que con ayuda de una brocha plana, puedes tomar el gris metálico y esparcirlo por todo el párpado (sin pasarte a la cuenca porque arruinas el difuminado) después asegúrate de difuminar las orillas para que se vea la transición del color. Si quieres darle un extra glow, arriba del metálico puedes agregar un tono metálico más claro, difuminando muy bien para que no quede parchado.

5. Una vez que has logrado el tono perfecto, solamente queda definir el ojo, y difumínalo para que no pierda el efecto smokey, por último con una pequeña brocha pon iluminador en el lagrimal y bajo la ceja. Como extra agrega pestañas falsas y ponte un poco de rímel para que se junten con tus pestañas reales, no olvides de pintar también las pestañas inferiores y ¡estás lista!

Después de realizar el smokey pon tu base, contour, blush, highlight, lipstick y por supuesto las cejas, cada que hagas un smokey es preferible que hagas primero los ojos para que no arruines o manches tu maquillaje. ¡Lista para brillar en la noche!